Pasión Vega: “No hay más fórmula que el trabajo”

Clásico o contemporáneo, el inimitable timbre de Pasión Vega se atreve con todos los registros. La intérprete rescata en vivo El amor brujo de Falla mientras continúa su periplo en ese homenaje conjunto a la copla titulado Azabache. A la espera de encontrar nueva discográfica y canciones, prepara un proyecto a piano y voz y ha participado en un álbum dedicado a Alejandro Sanz. Música incesante para no dejar nunca de sentir y soñar.
Texto: Julio Sampalo
Fotos: Ayto. San Fernando/Pablo Smith


ElClubExpress:
Pasión Vega le pone voz en directo a una obra emblemática de Falla, El amor brujo. Todo un reto. ¿Cómo te llega este proyecto y cuáles fueron tus primeras reacciones?
Pasión Vega:
Es una colaboración con la joven Orquesta de San Fernando (Cádiz), grandes músicos con mucha ilusión y que llevan ya varios años desde su incursión en la música luchando por tener un sitio en nuestra tierra. Poco a poco lo van consiguiendo con su calidad, su entrega y dedicación. Me hizo mucha ilusión este proyecto porque es una obra que ya he interpretado con alguna orquesta de otros lugares: la del Vallés, la Orquesta Sinfónica de Murcia, en Almería… Y particularmente me encanta. Es una maravilla poder compartirla con los gaditanos, con los “cañaíllas”, y volver a ese Teatro de Las Cortes al que tengo tanto cariño, un afecto muy especial porque en mis comienzos venía muchísimo, es un sitio emblemático. Tengo muchísimas ganas.

Falla es un autor universal y tú una artista muy andaluza. ¿Hasta dónde has querido innovar en esta interpretación? ¿Te has ceñido a su esencia original?
Es muy difícil innovar la partitura de Falla porque no está permitido (ríe). Intento aportar mi manera de cantarlo, mi visión diferente ya que ha sido una pieza que se ha hecho con voces más líricas y está escrita para una voz española, flamenca incluso. La han interpretado durante los últimos años voces flamencas con un gran éxito. Mantengo ese equilibro entre lo popular, lo andaluz y lo clásico. No tengo una voz lírica pero intento otorgarle esa frescura desde mi visión más andaluza, más nuestra. Falla era gaditano, muy andaluz también, y eso lo transmitía en su música, quizá ese ha sido su gran éxito a nivel internacional. En todos los lugares se conocen sus piezas por su originalidad, flamencura y jondura.

¿Cómo es el trabajo entre bambalinas con músicos de formación clásica?
Hay un trabajo previo personal por mi parte y de la orquesta por separado para montar la obra. Nos juntamos después durante la semana a ensayar. Además, da la casualidad de que cuando preparé al principio esta obra con la Orquesta Sinfónica del Vallés lo hice con gente de San Fernando, un matrimonio pianista y especialista en Falla, y ella, Ángela, está también en este concierto. Luego volveremos a repasar todo en casa, a piano, y también con el director de orquesta y los músicos. Es un proceso que va desde lo íntimo, captar la filosofía de Falla, la partitura, respetarlo al máximo y aprovechar los lugares que te ofrecen la posibilidad de improvisar para hacer algo diferente y sacarle partido.

Copla-Pop-Fusión

Pasión Vega.

 “Intento aportar ese equilibro entre lo popular, andaluz y clásico. Falla era muy del sur y lo transmitía con su música”

 


De Falla a la copla de Azabache. ¿Qué recuerdas de ese gran espectáculo del año 92?

Tengo un recuerdo muy bonito, es un referente musical y visual. Años atrás cuando descubrí la copla, lo hice a través de los discos, pero este es un mundo sonoro muy interesante para los amantes del género, poder ver a las grandes damas en acción en un mismo espectáculo con ese vestuario, orquesta, arreglos, dirección artística… Fue algo único e irrepetible. Nosotros somos gente joven que hemos bebido de esas fuentes y queríamos hacer un homenaje desde el cariño y respeto para que el público pueda seguir vibrando con este repertorio mágico.

Compartes el escenario con 3 compañeros de excepción: Manuel Lombo, Pastora Soler y Diana Navarro. ¿Cómo los definirías?
Manuel Lombo es un artistazo con una clase y elegancia en el escenario impresionantes, tiene un talento extraordinario. A Manuel hay que verlo; es un artista de disco también porque tiene unos trabajos maravillosos y una voz muy personal que maneja como quiere, pero a mí particularmente lo que más me gusta de él es su puesta en escena, su voz y presencia. Posee una personalidad fuera de lo normal.

Y de mis compañeras, ¡qué te voy a contar! Son un puntal muy importante en la música española de hoy y cada día aprendo más de ellas. Pastora tiene una fuerza, un talento impresionante sobre las tablas, y Diana un virtuosismo y personalidad muy suyos, una forma de hacer las canciones muy particular. A las 2 las quiero y admiro y la verdad es que este espectáculo ha sido un descubrimiento porque a Manuel sí que lo conocía de hace años, habíamos compartido amistad y escenario y al principio lo amadrinamos un poco entre María Jiménez y yo, ayudándole en lo que podíamos porque siempre he confiado en su talento. Con Pastora y Diana había coincidido en viajes y programas de televisión pero no manteníamos la amistad que tenemos ahora, no habíamos tenido la oportunidad de conocernos con tanta profundidad y compartir ensayos y nervios, porque qué duda cabe que montar un espectáculo así en los tiempos que corren ha sido un sacrificio grande por nuestra parte y la del productor Rafael Casillas y el director musical José Miguel Évora.


¿Cuál es el estado de la cuestión para la copla hoy? ¿En qué situación se encuentra?

La copla nació como una aglomeración de ritmos y estilos, lleva en sí flamenco, influencias de Latinoamérica… No es algo puro, sino mestizaje tanto en sus personajes como en su sonido. Los que hacemos Azabache en la actualidad abogamos por una renovación de la copla, buscamos nuestros autores y repertorio y también se puede hacer una retrospectiva como esta con grandes clásicos ¿por qué no? Todo tiene cabida. En mi caso, yo no hubiera vivido de la música o no habría sentido que estaba haciendo todo lo posible si me hubiera quedado cantando en los conciertos solo “Ojos verdes”, “Tatuaje” o “Y sin embargo te quiero”. Era necesario tener mi propio repertorio, buscar nuevos compositores y sonidos diferentes, pero nunca he dejado de lado la copla, ha ido en paralelo en mis discos donde está muy presente. Yo sí los considero como copla de hoy, no sé el público; hay canciones de Sabina o Serrat que pueden ser también coplas actuales y temas míos como “Una copla pa la Lola”, “La reina del Pay-Pay,”, “Cómo te extraño” que es una canción por tangos dedicada a Camarón… Siempre, evidentemente, hablamos de copla en referencia a los grandes clásicos pero estos se pueden hacer de muchas maneras, versionados de otra forma siempre desde el respeto.

“La copla en sí es mestizaje y abogo por su renovación sin dejar los clásicos. No hubiera vivido de la música solo con ‘Ojos verdes’ o ‘Tatuaje'”

Tu carrera se caracteriza también por grandes colaboraciones con otros artistas como Ana Belén, Juan Luis Guerra, Miguel Poveda o un tema en el último disco de Ismael Serrano, por citar solo algunos. Creo que también hace poco has participado en un álbum homenaje a Alejandro Sanz ¿es cierto?
Sí, es muy reciente. La canción con Ismael Serrano, “Vuelvo”, ha sido para mí un lujo porque es maravillosa y ha quedado muy bonita, estoy muy contenta con esa grabación. Y lo último es el tema homenaje a Alejandro Sanz para un disco que va a salir a nivel internacional y donde participan artistas como Shakira, Alejandra Guzmán o Soledad Pastorutti. He sido una de las elegidas y no me lo esperaba, una sorpresa (ríe). Me hace mucha ilusión este proyecto, es un registro diferente a lo que haya podido hacer anteriormente y sobre todo a lo de ahora, que es más clásico. Esto supone una vuelta al pop con ese toque andaluz, porque Alejandro también tiene una pluma muy andaluza como compositor. Es un giro bastante interesante y diferente en mi carrera.

Copla-Pop-Fusión

La artista, en una imagen de su disco 'Sin compasión'.

¿Cuál es esa colaboración que harás y todavía no ha llegado?
(Ríe). Hay un aspecto en estos últimos años que me gustaría poder conseguir, poder hacer algo con Gustavo Dudamel con el que mantengo un contacto, cuando viene a España intentamos vernos. Sé que tiene muchos discos míos y los lleva por el mundo poniéndoselos a la gente. Para mí sería un lujo compartir escenario con ese gran director y renovador de lo clásico, con un gran prestigio internacional. Tenemos mucho en común y me gustaría verlo más a menudo por lo que se aprende a su lado y poder cantar con la Orquesta de Los Ángeles, de la que es director.

Hace poco entrevistamos al cantautor Fernando Lobo que nos confesó querer trabajar contigo porque como intérprete dabas a las canciones una dimensión diferente. Tras años de carrera ¿sabrías decirme qué te hace distinta?
A Fernando le tengo muchísimo cariño y sus letras son pura delicadeza. Siempre trata bien a todo el mundo y es muy querido en Cádiz, en todos los lugares por donde yo transito. Me halagan mucho sus palabras, pero yo no te sé decir en qué consiste, quizá es que sea una esponja e intente aprender, ser honesta con lo que hago, cantar lo que me gusta y en lo que realmente confío y creo. Luego mucho y mucho trabajo, no existe otra fórmula. Y aprender de tantos compañeros que te transmiten como Ruibal, Sabina, esos compositores de Cádiz de los que me nutro como Jesús Bienvenido, Riki Rivera, El Chipi… Ellos me aportan cosas muy positivas que transmito con las canciones.

        “Soy una esponja, intento siempre aprender y canto con honestidad”

Una canción que cada vez que escuches te hechice, te lleve a otro nivel.
Me encanta Somewhere over the rainbow cantando por Judy Garland o Aretha Franklin y me atreví en mis últimos espectáculos a cerrar con una versión de este tema. Me traslada a mi infancia, a mis sueños de niña, me transmite esperanza y ternura… Siempre me emociona.

Y un momento en la música que te haya hecho sentir últimamente fuegos fatuos.
Sentí algo muy especial grabando hace un par de semanas la canción de Alejandro Sanz, el calor de ese tema dentro de mí y de como, poco a poco después de horas en el estudio, se transformaba en algo personal, que hacía tiempo que no sentía. Fui invadida por la canción y lo que dice, que es bastante importante. ¡Cuándo se canta puedes sentir tantas cosas! (ríe). Y con Azabache vibro cada noche y me divierto mucho, es un lujo.

Después de tantos proyectos ¿cuándo tendremos nuevo álbum?
De eso no te puedo contar gran cosa. El hecho de que esté tardando tanto en hacer algo nuevo, discográficamente hablando, es porque estoy haciendo cambios en mi vida, terminé mi etapa con Sony y ahora estoy escuchando nuevas propuestas. Hasta que no surja algo interesante tampoco quiero tener prisa para grabar un disco, quiero tener tranquilidad para encontrar un repertorio del que realmente esté muy convencida como he hecho hasta ahora. Estoy en tierra de nadie y tengo que asentar los pies en la nueva discográfica en la que recale, pasará un poco de tiempo (ríe).

De todas formas llevamos un año preparando un espectáculo que estrenamos el 28 de septiembre en el Teatro Maestranza de Sevilla, a 2 pianos y voz con lo que sigo en esta vertiente un poco más clásica y haremos canciones de Falla, Lorca, Lecuona… Un repertorio clásico pero con arreglos actuales para mostrar cómo siguen siendo hoy esos temas, que tienen ya casi un siglo. Mis últimos proyectos son casi todos de directo.

*Pasión Vega interpreta El amor brujo de Falla junto a la Orquesta Ciudad de San Fernando en el Real Teatro de Las Cortes, el domingo 12 de mayo a las 20’30 horas. El recital también incluye una versión de El concierto de Aranjuez con el concertista de guitarra Jesús Pineda . Consulta aquí las fechas de sus próximos conciertos.


¿Lo tuyo es la cultura? Lo nuestro conectarte con ella



Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /furanet/sites/elclubexpress.com/web/htdocs/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273