Las VII Jornadas de Cine y Derecho de Málaga presentan “El cine carcelario”

Las VII Jornadas de Cine y Derecho de Málaga presentan “El cine carcelario”

 

Las VII Jornadas de Cine y Derecho de Málaga nos presentan un libro muy especial e interesante sobre su temática central. Concretamente, se trata de El cine carcelario (título publicado por la editorial Tirant lo Blach dentro de su colección), una propuesta donde funcionarios de instituciones penitenciarias, psicólogos, orientadores, juristas y más profesionales reflexionan en profundos artículos sobre las distintas vertientes del mundo de la cárcel que se han tratado en el cine. Abordado desde múltiples temas jurisdisciplinares, nos podemos encontrar títulos de películas que han formado parte de nuestra historia cinematográfica o descubrir filmes que retratan muy bien alguno de estos aspectos. Nos presentan esta apuesta literaria la directora de esta edición de Tirant lo Blanch, María José Gálvez, el director de este ciclo de Cine y Derecho, Francisco Javier Fernández Zurita, un miembro del comité de la editorial, Ana Campuzano y la representante de la editorial en México, Cristina del Canto.

 

¿En qué consiste esta edición más centrada en El cine carcelario, donde como curiosidad nos encontramos una cita de “La vida de Brian” nada más comenzar el libro?
María José Gálvez: La colección Cine y Derecho nace hace 15 años como esos privilegios editoriales que el editor se concede a sí mismo de hacer algo que le gusta y que quiere hacer bien. Afortunadamente, el editor en aquel momento era Salvador Vives (hoy día director general de la editorial Tirant lo Blanch), que junto a su compañero y catedrático de Filosofía y Derecho Javier de Lucas, iniciaron esta andadura. El ciclo parte de ser algo que te gusta a algo que sale bien, que se lee y que se vende. Mejor imposible. Desde ese momento, hemos publicado libros de películas como Pena de Muerte, con Susan Sarandon y Sean Penn, Star Trek, temas como el cine latinoamericano o esta colección de cine carcelario. Aquí se hacen referencias a películas como La milla verde, Cadena perpetua o La vida de Brian.  Este libro no se podría haber hecho sin Rosario de Vicente, catedrática de Derecho Penal de la Universidad de Castilla la Mancha, y Fernando Reviriego Picón, profesor titular de Derecho Constitucional en la UNED, porque han conseguido reclutar a los mejores autores para los mejores temas, una labor indispensable. Ellos han sido los que han tenido la idea, han tenido ese elenco de autores para asignarles cada capítulo y han hecho esa labor de coordinación, por lo que, sin ellos, el libro no sería lo que es. Todo el mérito es para ellos.

 

CineCarcelario11

Maria José Gálvez, Ana Campuzano y Francisco Javier Fernández Zurita. Fotografía de Mai Serrano

 

¿Se van a encontrar películas que quizás no se asocian al cine carcelario?
María José Gálvez:
No estoy segura de eso. Por lo menos, lo que a mí se me ha quedado grabado es que casi todas las películas que se citan tienen que ver de una forma u otra con el cine carcelario. Pero sí que es cierto que no sólo se trata desde el punto de vista penitenciario, de la reinserción social o la discriminación de determinados colectivos en las prisiones, sino que le puede dar una perspectiva mucho más allá de la cárcel.

Una de las afirmaciones de uno de los artículos es que las mejores cárceles son las del western.
Francisco Javier Fernández Zurita:
Es el texto que escribe Eduardo Torres Dulce, que es devoto del western y de John Ford.

Ana Campuzano: Yo creo que es por lo que evoca.

María José Gálvez: Parece menos real esa vida carcelaria porque son pinceladas, secuencias de películas que se desarrollan en esa celda, pero poco más.

CineCarcelario5

Cristina del Canto y Francisco Javier Fernández Zurita. Fotografía de Mai Serrano

Además, nos vamos a encontrar afirmaciones que aparecen en las películas que técnicamente no son como en la vida real…
María José Gálvez: Sí y no. Yo espero que la ficción sea peor que la realidad. Yo, por lo menos, desconozco todo lo que está ahí detrás. Pero quienes han abordado los distintos capítulos de este libro (desde funcionarios de instituciones penitenciarias, psicólogos, sociólogos y, por supuesto, juristas tanto penalistas, constitucionalistas o como gente especializada en derecho penitenciario) sí que utilizan las películas como excusa para desarrollar un punto de vista puramente jurídico. Aquí se junta esa belleza objetiva del cine, el desarrollo jurídico positivo y, después, la realidad carcelaria.

¿Qué película de referencia tenía que estar aquí?
Francisco Javier Fernández Zurita:
La que vamos a proyectar el próximo jueves 28 de mayo en el Cine Albéniz, titulada El experimento. Es una película que está incluida dentro de esta colección y, de hecho, una cosa ha llevado a la otra. Es decir, ha sido a raíz de este magnífico libro de El cine carcelario de donde hemos sacado ideas para nuestro propio ciclo de Cine y Derecho, entre ellas, la película El experimento. Una película desconocida, interesante y que va a sorprender al público.

María José Gálvez: Como gusto personal, hacen referencia a La gran evasión (en la foto de portada) y a lo que son las fugas en las cárceles. Me ha parecido maravilloso. Después, pensando en un referente que no he encontrado en el libro porque es muy reciente, es la última película de Wes Anderson, El gran hotel Budapest, que también posee su pequeña evasión y las consecuencias jurídicas que eso tiene, aparte de los quebraderos de cabeza de cómo está el suelo, cómo está la pared y como te lanzas por la ventana con las sábanas enrolladas. Me ha parecido bonito porque, además, es más irreal y menos frecuente y te da ese margen para pensar que lo que sucede aquí es más ficción que otra cosa. Pero, en realidad, cuando habla de la situación de las mujeres o de los extranjeros en las cárceles, lamentablemente es esa la situación

"El Cine Carcelario"

“El Cine Carcelario”

Desde la editorial os habéis lanzado con este proyecto.
María José Gálvez:
Nosotros somos una editorial jurídica, somos una editoral técnica, entonces tenemos nuestro “core”, que es derecho civil y procesal y trabajar con herramientas que sean para el uso de los juristas y los abogados dentro del ámbito académico. De cuando en cuando, a autores abogados, juristas y catedráticos como nosotros, se nos permite ese pequeño espacio en el que haces lo que te gusta y conectas lo que te gusta fuera del ámbito jurídico con el mundo jurídico. Este es un espacio para conectar esas dos partes. Ellos tienen esa posibilidad de escribir sobre derecho pero  mediante una excusa distinta, y nosotros la tenemos para hacer libros que van más allá del derecho.

Y también esta fórmula funciona en México.
Cristina del Canto:
Nosotros ya tenemos editorial en México desde hace cuatro años. Hay una parte importante de las publicaciones que hacemos en España que funcionan también en Latinoamérica.

María José Gálvez: Ellos hacen cosas propias allí en concordancia a determinadas obras que se hacen aquí, más generales, de teoría o de puro placer. Ambos géneros se pueden extrapolar perfectamente.

¿Cómo sobrevive esta editorial en una época tan convulsa?

María José Gálvez: Trabajando mucho y con mucha imaginación.

Ana Campuzano: Con colecciones temáticas muy interesantes

Francisco Javier Fernández Zurita: Tienen una versión on-line de toda la editorial que es fundamental para los abogados. Con todos los cambios legislativos que está habiendo, el papel está casi desapareciendo, por eso la editorial tiene que reinventarse y darle una solución on-line a los abogados.

María José Gálvez: Una parte muy importante de la editorial ha sido la innovación. Apostar por ella porque esa combinación de la artesanía y de mantener los libros con alma con esa parte más tecnológica, es lo que ha hecho que Tirant lo Blanch no sólo sobreviva, sino que sea un referente en las editoriales jurídicas en este momento en España y en Latinoamérica. Sí que es cierto que apostando por la innovación, por las nuevas tecnologías y por ofrecer a un precio muy razonable al lector que tenga la posibilidad de elegir en papel o en formato digital, nos ha ido muy bien.

Francisco Javier Fernández Zurita: Es la única editorial jurídica que hay en España que tiene una colección de Cine y derecho que eso fue el primer vínculo que nos unió. Yo dirijo este ciclo y fue cuando descubro que la editorial Tirant lo Blanch tiene esta colección. Son auténticas maravillas y una visión del cine y del derecho increíble.

Centrándonos en esta séptima edición de este ciclo de Cine y Derecho, ¿cómo se os ocurre dar siempre una vuelta de tuerca a la programación?
Francisco Javier Fernández Zurita:
Cada año pensamos que nos va a costar más trabajo, pero luego siempre tenemos posibilidades. De hecho, este año hemos apostado por algo nuevo como son las series. Tenemos mucha gente que está interesada en este tema, porque las series se están imponiendo mucho. Si seguimos así, tenemos cine y derecho para muchos años. Y cuando se nos acaben las ideas, vamos a la editorial y vemos que tienen publicado.

Viendo la programación y con los días que contáis, habrá sido difícil hacer una selección…
Francisco Javier Fernández Zurita:
Al final todo sale. Gracias a la colaboración de muchísima gente, cuando las ideas son buenas, todo va rodado. Tenemos muchos colaboradores y cada vez se unen más. Cada nueva incorporación nos da una idea que canalizamos, y luego las hacemos nuestras, que es de lo que se trata.

 

El jueves 28 se exhibirá El experimento de Oliver Hirschbiegel en el Cine Albéniz. En esta ocasión, Fernando Reviriego Picón, profesor titular de Derecho Constitucional del departamento de Derecho Político de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, hará una breve exposición de la película, su contenido y su director. Por su parte, la diputada de cultura del Colegio de Abogados de Málaga, Yolanda Montosa Leiva ejercerá de moderadora en el debate que se celebrará una vez finalizada la película. La tercera jornada que se organiza en el Cine Albéniz se desarrollará el 3 de junio con la proyección de Dos días, una noche de Jean-Pierre y Luc Dardenne. Esta sesión contará con la presencia de Jesús Carlos Galán Parada, magistrado-juez del Juzgado de lo Social nº3 de Burgos, y con Julio Ruiz-Rico Ruiz-Morón, magistrado de la Sección Novena de la Audiencia Provincial de Málaga. El primero actuará de presentador al inicio de la sesión y el segundo será el moderador de la charla, que se desarrollará entre los asistentes y los expertos sobre el contenido expuesto en la película. Y la siguiente jornada que se celebrará en Fnac Málaga (el 2 de junio), contemplará la proyección del capítulo El empleado del mes, de la tercera temporada de la serie Los Soprano, seguido de un coloquio que lleva por título ¿Alguna vez ha deseado tomarse la justicia por su mano?



¿Lo tuyo es la cultura? Lo nuestro conectarte con ella



Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /furanet/sites/elclubexpress.com/web/htdocs/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273