Confesiones de un músico callejero

Confesiones de un músico callejero

Javier Prieto es un músico andaluz con más de 15 años de trayectoria en sus espaldas. Especializado en flamenco, arte para el que también ha ejercido como crítico, su carrera da un giro radical en 2005 cuando se cruza el hangdrum, ese singular instrumento en forma de wok, por su camino. Un giro que incluso afecta a su propio nombre: Javier Hang es como es conocido a partir de entonces. También su música cambia y evoluciona para adaptar el peculiar sonido del hang al flamenco, pero también para cruzarse con otras músicas y otros músicos, como su “hermano” David Martín, con el que recientemente saca un primer disco: Raices y Alas. Lo que no cambia en Javier Hang es su apetito por la música, su feroz y veraz amor por tocar, con unos, con otros, para espectáculos de teatro, de danza, de flamenco, de circo en grandes, pequeños y medianos escenarios o, cómo no, en la calle. Mucha calle, de la que nunca renuncia y a la que siempre respeta. Este es el testimonio de un músico todoterreno, de un músico de escenario, pero también de calle.

Confesiones de un músico callejero 

javierhang2

A la derecha, Javier Hang

“Si en la calle nací
y en la calle me crié
en la calle aprendí
lo poco o mucho que sé
y si fue mi destino
ser un gato callejero
no me cambio por ninguno
de esos mininos caseros
que la calle es el día y la noche
la calle es la escasez y el derroche
la calle no es pa que viva cualquiera
que la calle es la ruina, la suerte, la vida
la muerte,la más traicionera pero la calle es mi compañera.”*

Las calles de Sevilla me llevan cuidando ya unos 6 años. Cada vez que toco en la calle es especial, es mi escenario y mi casa.

No entiendo que haya que dignificar el hecho de tocar en la calle. Yo toco sin un patrón que me diga qué he de hacer. Quien se para a escucharme lo hace por voluntad propia y quien se sienta a estar un rato a mi lado se regala un concierto.

He tocado en fiestas donde nadie me ha escuchado, en eventos en los que he sido música de fondo, en tablaos donde me han tratado asquerosamente y me han pagado peor.

En la calle siempre he tenido buena acogida, conversaciones, sonrisas, he ganado un dinero bastante digno y he hecho contactos y amistades.

A David Martín lo conocí tocando en Sierpes,  hoy tenemos un disco común.AAntonio Andrade lo conocí en Tetuán y me fui con el de gira tres años seguidos por media Europa.

He tocado en las calles de Cádiz, El Puerto, Jerez, Chiclana, Tarifa, Málaga, Madrid, Barcelona, Santander, Figueres, Berlín, Stuttgart, Bremen, Berna, Copenaghe, Mont de Marsans, Lodeve, Lisboa, El Cairo, Estambul, Playa del Carmen, San Cristobal, Antigua, San Pedro de Atitlán…

Y en todas las calles me he sentido agradecido y he sentido gratitud,algo que no puedo decir de todos los escenarios que he pisado.

Tener que explicar una y otra vez a compañeros y a programadores que tocar en la calle no es mendigar es tan absurdo que me hastía.

Esta noche la puerta de la catedral de Sevilla ha sido mi escenario una vez mas.¡¡ La puerta de la catedral de Sevilla!!

Un lujo al alcance de ¿muy pocos?.

Soy músico de la calle, no de esos que tocan en Trebujena una vez y se lo creen, músico que toca en la calle con orgullo y con pasión, esperando que cada día me traiga una nueva sorpresa,una nueva conversación, una nueva sonrisa.

Cuando andéis por las calles y os conmueva lo que escuchéis, sonreidnos,miradnos y conectad con nosotrxs.

Os estamos dando un concierto en cada esquina,en cada adoquín y nos gusta que seáis conscientes.

Texto: Javier Hang

*Fragmento de la presentación de la comparsa Los gatos callejeros de los hermanos Marquez Mateo. Carnavales de Cádiz.



¿Lo tuyo es la cultura? Lo nuestro conectarte con ella



Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /furanet/sites/elclubexpress.com/web/htdocs/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273