Carta de despedida del director del ICAS, Sevilla (2011-2015)

Carta de despedida del director del ICAS, Sevilla (2011-2015)

José Lucas Chavez Maza es (aún) Director de Proyectos del Instituto de la Cultura y las Artes del Ayuntamiento de Sevilla (ICAS). Lo es, pero en unos días dejará de serlo, ya que es oficial que no va a ser renovado en el cargo. De momento, el brazo instrumental de la Delegación de Cultura, que ahora se integra junto a Turismo y Urbanismo dentro del Área de Hábitat Urbano y Desarrollo Sostenible, capitaneada por el socialista Antonio Muñoz, ha nombrado como directora general a Isabel Ojeda y como gerente a Francisco Cerrejón, dos profesionales de la gestión cultural que, en ambos casos, conjugan una larga trayectoria y una notable juventud, con experiencia en el sector público (UNIA) y privado (Director del Encuentro del Cómic o Free-lance para distintas instituciones) respectivamente. De mantener el esquema anterior, la marcha de José Lucas dejaría espacio en el ICAS para dos nuevos nombramientos en el equipo directivo. Mientras estos detalles son dilucidados, el ya ex-director del ICAS, uno de los principales interlocutores con el Ayuntamiento de Sevilla para muchos agentes culturales en los últimos cuatro años, se despide con una carta, con cierto halo de nostalgia, en la que declara su apoyo a un amplio espectro de la cultura y la creatividad sevillana y deja entrever la postura que el nuevo ICAS debería tener, a su juicio en esta nueva legislatura. Una postura que, quizás, no fue la que esta institución priorizó durante el último mandato. Juzguen ustedes mismos.

Entre el recuerdo y el deseo

Comienza un nuevo ciclo en la cultura de nuestra ciudad, un nuevo gobierno, un nuevo equipo con nuevas caras y con cuatro años llenos de nuevos propósitos a los que le deseo lo mejor para ellos que será lo mejor para Sevilla.

Como Director de Proyectos y Actividades del ICAS en estos últimos cuatro años escribo estas líneas para agradecer a las instituciones y empresas con las que he podido trabajar y colaborar durante este tiempo, y mientras las escribo se me agolpan en mi cabeza vuestras caras. Lo que de verdad me queda de este periplo sois vosotros, vuestras ilusiones, vuestros proyectos, vuestras conversaciones, vuestra complicidad, vuestra capacidad por aportar y vuestra ansia por expresaros y ofrecer a esta ciudad algo diferente, el recuerdo de  algo bueno y único. Recuerdo, que se transforma en deseo de volver a verlo.

Reconozco las carencias que tenemos y lo desaprovechado que están nuestros recursos materiales y humanos

Sevilla me enamoró al nacer y es por eso que estudié Historia del Arte y más tarde Teatro. Si antes creía en el potencial de Sevilla, ahora me doy cuenta que no sabía nada, que el verdadero tesoro de esta ciudad está en sus almas. La grandeza de la Giralda, la sutileza del Alcázar o la robustez de la Torre de Don Fadrique son espacios que reviven gracias a un equipo de profesionales que gestionan, conservan, dinamizan y difunden nuestro patrimonio cultural. Pero Sevilla es mucho más que todo eso, es muchísimo más que todo eso. Tanto es así que esos monumentos han pasado de protagonistas a testigos de todas las acciones que se llevan a cabo en los espacios culturales, las calles y las plazas de esta urbe.

No me gustaría que esta carta sonara chovinista, reconozco las carencias que tenemos y lo desaprovechado que están nuestros recursos materiales y humanos. Pero hoy quiero poner en valor precisamente eso. Creo que es clave que en nuestra ciudad saquemos pecho por tener una diversidad y rica  en todas las ramas de la cultura, en la Música, el Teatro, la Danza, el Flamenco, el Circo, la Literatura, las Artes Plásticas, la Fotografía, el Cine, las Nuevas Tecnologías, el Diseño, la Moda, la Gastronomía… Todas ellas representada por un inmenso abanico de artistas de primerísima línea a nivel nacional e internacional, pero también gestionadas y producidas por empresas con una sensibilidad artesanal exquisita, y distribuidas por auténticos “buscadores de tesoros”.

Hay que empezar a presumir de un Escena Mobile, una Bienal de Flamenco o Circada.

Han sido y son muchos los proyectos que esta ciudad programa tanto desde el ámbito público como desde el arriesgado y voluble ámbito privado. Ya quisieran muchas ciudades europeas contar con El  Fest, FEMÁS, Escena Mobile, Zemos 98, Territorios, Circada, PerfoPoesía, el FIT,  Festival de Magia, Festival de Jazz,  Nocturama, 21 grados, entretejas, Noches del Alcázar, Corral de Comedias de Triana, Encuentro del Comic, Festival Joaquín Turina, Bienal de Flamenco, Ferias del Libro y del Libro antiguo y de ocasión, Festival de Cine, Ciclo de Órganos Históricos, Festival Internacional de la Guitarra, Mes de Danza, Mitin y Cenit… Son solo algunos ejemplos de los espectáculos de gran calidad en los diferentes ámbitos aritisticos.

El público tiene que apreciar esta calidad y esta gran oferta que Sevilla nos ofrece. Debe empezar a mirarla desde esta óptica, a comprender que esta ciudad, con una riqueza artística y patrimonial indiscutible, se sostiene gracias a un patrimonio humano e inmaterial incalculable. Y para ello hay que creérselo, hay que empezar a presumir de un Escena Mobile, una Bienal de Flamenco o Circada. Es condición sine qua non para darnos cuenta de que Sevilla, al igual que Edimburgo, Berlín o Nueva York, es un destino cultural vivo y para ello la ciudad debe vivirlo y venderlo como tal.

De nada sirve entonces tener a premios nacionales de Música, Teatro, fotografías, premios Max, premios Goya, si luego no presumimos y hacemos uso de ello. De Nada sirve que nuestras compañías giren por todo el mundo si luego en nuestra ciudad no llenan los teatros. La fuga de cerebros en este campo debe ser utilizada como los auténticos embajadores convirtiéndose en profetas de su tierra. Deseo algún día poder bajarme en el aeropuerto de Sevilla y ver que el que te da la bienvenida sea un cartel con la imagen de Fahmi Alqhai (considerado el Mejor Violagambista del Mundo), Ricardo Iniesta (premio Nacional de Teatro) o la artista María Cañas.

Por ello hay que ser críticos en nuestro trabajo, hace falta creérselo, y buscar, ahora sí, la excelencia en los productos.

Alguien me enseñó hace poco que la vida se sustenta en dos pilares fundamentalmente: el Recuerdo y el Deseo. Sin duda alguna los recuerdos de estos cuatro años están plagados de momentos de todo tipo, recuerdos ilusionantes, recuerdos que se hacen tangibles con reconocimientos, también  recuerdos muy duros,  pero todos esos momentos son humanos, creados y alimentados, compañeros de trabajo y profesionales que han dado volumen a nuestros recuerdos.

Tras el recuerdo de haber vivido una experiencia única de la que me siento tremendamente afortunado, me queda el deseo de seguir trabajando para este mundo vocacional y volátil, pues el éxito o fracaso depende de la sensibilidad que despiertes en el espectador y el deseo de volver a encontrarnos en el camino.

Allá donde haya gente…

Muchas gracias

José Lucas Chaves Maza

 



¿Lo tuyo es la cultura? Lo nuestro conectarte con ella



Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /furanet/sites/elclubexpress.com/web/htdocs/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273